El veneno de abeja. Apitoxina

Esta es una breve introducción a la apiterapia (terapia mediante los elementos de la colmena),  vamos a hablar de la apitoxina, comúnmente conocida como veneno de abeja.

 

Abeja soltando el aguijón tras la picadura.

 
Lo primero, vamos a conocer su composición:

Melitina: corresponde al 52% de los péptidos(moléculas formadas por la unión de aminoácidos) del veneno. Es antiinflamatoria, antibacteriana (puede ser más potente que la penicilina contra ciertas bacterias), antifúngica, antitumoral, aumenta los niveles de cortisol en el plasma sanguíneo.

Apamina: es una neurotoxina, tiene propiedades antiinflamatorias, euforizantes y antigénicas. Produce cortisona.

Adolapina: potente analgésico y antiinflamatorio. Es 80 veces más potente que la morfina.

Fosfolipasa A2 (lecitinasa): corresponde al 10-12% de los péptidos. Es antitumoral y radioprotector, actuando sinérgicamente con la melitina. Es el componente más destructivo, ya que inhibe la coagulación.

Hialuronidasa: corresponde al 1-3%. Vasodilatador y hemolítico, ayuda en la penetración del veneno.

Histamina: corresponde al 0,5-2%. Relacionada en la respuesta alérgica, induce el dolor, causa la dilatación y aumenta la permeabilidad y la penetración del veneno.

Dopamina y noradrenalina: corresponde al 1-2%. Producen aumento de las pulsaciones.

En estado puro es un líquido incoloro, amargo y ácido (pH 4,5 a 5,5), con un peso específico de 1,1313. Es hidrosoluble y ácidosoluble, pero insoluble en alcohol.

Cada abeja obrera adulta puede inyectar unos 2 mg de veneno líquido.

Vista de la bolsa de veneno y aplicación de abeja para apipuntura.


A lo largo de la historia, se conoce el uso de la apitoxina en tratamientos terapéuticos en Egipto, India, China y Grecia.

Se utiliza como tratamiento para artritis, artritis reumatoide, osteoartritis, neuralgia, esclerosis múltiple, incluso ha tenido resultados exitosos en el tratamiento del VIH.

La dosis es habitualmente de 0,5 ml, que corresponde al veneno de cinco abejas obreras adultas.

El método de uso más habitual en tratamientos es la inyección, ya que aunque existen bálsamos y cremas, no son tan efectivos. Existen otros métodos como ionización o inhalación.

Los bálsamos y cremas están en auge en su uso cosmético. Reduce las arrugas y las manchas de la piel, con efecto similar al de la toxina botulínica sin necesidad de ser inyectado. El mayor inconveniente es que es un artículo caro.

Seguiremos hablando de este tema en futuros artículos.

¡Un saludo abejeros!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s